ESCABIOSIS

La Escabiosis es una patología infecto-contagiosa causada por el ácaro Sarcoptes scabiei variedad hominis.


La hembra de este tipo de parasito después aparearse con el macho, exuda un líquido que disuelve la capa córnea de la piel y cava con sus mandíbulas y patas un túnel en el estrato córneo de la piel donde deposita 2 a 3 huevos por día. Aproximadamente a los 3 o 4 días los huevos eclosionan dando lugar a las larvas las cuales ascienden hacia la superficie de la piel donde maduran a adultos aproximadamente a los 10 o 14 días.


El modo de transmisión de la escabiosis es persona a persona (interhumano) , que están en contacto estrecho, sin embrago el ácaro puede quedar hasta 72 horas en la ropa contaminada de un paciente con esta patología. El prurito (picazón) es el síntoma más frecuente y empeora característicamente a la noche debido a la mayor temperatura corporal y actividad de este parásito. El prurito también está relacionado con la sensibilización a antígenos de la saliva y partes del ácaro, y comienza alrededor de la tercera y cuarta semanas después del inicio de la infestación.


Las localizaciones más comunes donde se pueden observar los túneles (galerías acarianas) es manos, muñecas, genitales, axilas, ombligo, y pezones; también es característico la aparición de pápulas eritematosas, la mayoría de las veces modificadas por el rascado y por infecciones secundarias a este . La cabeza y el cuello por lo general no suelen estar afectados, pero de estar las lesiones no están habitadas.


Como se mencionó los sitios más frecuentemente afectados son: axilas, areolas, abdomen en región periumbilical, espacios interdigitales de manos y en los varones genitales externos. En niños lactantes es llamativo el compromiso palmo-plantar con formación de vesículas (ampollas) y vesículo-pústulas (ampollas con pus) y lesiones nodulares en tórax.

El tratamiento de escabiosos se basa en la aplicación de acaricidas en todo el cuerpo desde el cuello hasta los pies en todos los convivientes, tengan o no tengan lesiones, dejando actuar 6 a 8 horas; luego se retira la medicación y los pacientes deben vestirse con ropa limpia y planchada. La ropa que no se pueda lavar, se guarda en bolsas cerradas durante 3 días. Se debe repetir la aplicación de los acaricidas a la quinta y décima noches según indicación médica. También se pueden utilizar medicamentos que ayuden en el control del prurito, ya que el mismo puede incluso persistir hasta un mes después del tratamiento. Por otra parte si existe sobreinfección bacteriana se pueden realizar fomentos con antisépticos y antibióticos tópicos o antibióticos orales de ser lesiones muy extensas. Siempre es conveniente que antes de realizar cualquier tipo de tratamiento valorado y supervisado por un medico dermatólogo.




Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech

HIPERHIDROSIS

La hiperhidrosis es la producción de sudor excesiva, ó en cantidades superiores a las necesarias para la termorregulación. Es una patología que afecta aproximadamente al 3% de la población general; y si bien no es una enfermedad que genere riesgo para la vida, si puede afectar considerablemente la calidad de vida.


En la hiperhidrosis hay un aumento en la actividad de las glándulas sudoríparas o glándulas ecrinas que son las encargadas de producir el sudor y están concentradas principalmente en áreas del cuerpo como las axilas, tercio superior facial, palmas y plantas. Estas glándulas se encuentran inervadas por fibras colinérgicas del sistema nervioso simpático. En condiciones normales estas responden al calor, stress, y ciertos estímulos olfatorios y gustatorios. Cuando existe una disfunción autónoma en esta inervación se produce la hiperhidrosis, esta disfunción puede ser de origen desconocido (hiperhidrosis primaria) o secundario a factores neurológicos, endocrinos, infecciosos, oncológicos o farmacológicos (hiperhidrosis secundaria).


Se cree que la hiperhidrosis primaria ó focal es de etiología genética, dado que se presenta en varios miembros de la familia (estos antecedentes familiares son evidentes en el 30 al 50% de la población). Por otra parte, la hiperhidrosis focal afecta únicamente a personas sanas, con su inicio en la pubertad y su máxima expresión entre los 20 y 30 años de vida.


La sudoración excesiva es el síntoma principal, pero además a veces se pueden producir otros síntomas como el mal olor (bromhidrosis), por la descomposición del sudor por la presencia de bacterias en la piel que ocasiona situaciones moletas, angustiantes en las personas afectadas.


Para hacer el diagnóstico de hiperhidrosis primaria, se debe realizar una historia clínica detallada con ciertos puntos que nos ayuden a realizarlo:

- Presenta los síntomas por más de 6 meses.
- Localización característica como axilas, manos, pies, rostro.
- Simetría de la transpiración.
- No se presentan los síntomas durante la noche.
- Ocurre al menos un episodio por semana.
- Puede presentar antecedentes familiares.
- Comienzo en la juventud generalmente en menores de 25 años.
- Repercusión en la vida diaria.


No existe ningún tratamiento que pueda detener la sudoración en su totalidad, debido a que esta es una función fisiológica, pero hay disponibles diversos tratamientos que podemos ofrecer a los pacientes para mejorar los síntomas de la hiperhidrosis de los que disponemos:

- Desodorantes especializados.
- Aplicación de toxina botulínica.
- Medicamentos sistémicos.
- En casos severos y refractarios se considerará la simpatectomía la cual no es muy recomendable en la actualidad.


Otras recomendaciones como cambios en el estilo de vida podrían mejorar la sudoración como, por ejemplo:

- Evitar consumo de comidas con mucho picante o especiadas, alcohol o café.
- Usar ropa de algodón.
- Elegir ropa con colores muy claros o muy oscuros para ocultar signos de sudoración excesiva.
- Uso de forros axilares los cuales absorben el sudor y evitan manchas en la ropa.




Dra. Leidy Patricia Zuñiga Correa
Médica Dermatóloga
RyZ Dermatech

PITIRIASIS ROSADA

¿QUE ES LA PITIRIASIS ROSADA?

La pitiriasis rosada de Gibert es una erupción cutánea aguda de naturaliza benigna y autolimitada a la piel, que puede persistir durante más de 10 semanas. Gibert fue quien la describió en el año de 1860, motivo por el cual esta patología lleva su apellido. Se calcula que la incidencia es 160-170 casos por 100,000 habitantes/ año. Se presenta en mayor proporción en climas templados por lo que se cree que puede tener un ciclo estacional con mayor aparición durante los meses de primavera y otoño.


La afectación de los pacientes es más común verla en mujeres que en hombres, en edades entre los 10 a 35 años. Su etiología aún se desconoce; pero se sospecha desde hace tiempo su probable relación causal con agentes virales centrando la atención en los virus herpes humanos tipos 6 y 7, sin poder demostrar en ocasiones material génico ni en las lesiones cutáneas ni en sangre periférica. Aunque se ha observado en el curso del padecimiento, la aparición de síntomas prodrómicos de predominio respiratorio en 70% de los casos días o semanas antes de su presentación clínica; generalmente en una única ocasión, orientan a un posible origen infeccioso.


La distribución topográfica de las lesiones y la presencia muy característica de una placa rojizo-descamativa circular u ovalada bien definida (placa eritmato-asalmonada con collarete escamoso interno de elementos blanquecinos adherentes, situada generalmente en el cuello o tronco en la mitad de los casos, denominado medallón heráldico) es de gran ayuda para el diagnóstico clínico. Posterior a la aparición de esta lesión se produce un exantema (brote) secundario que evoluciona por brotes a intervalos regulares diseminados a cuello, tronco y parte proximal de extremidades de manera bilateral y simétrica. Puede manifestarse como múltiples placas pálido-rosadas descamativas similares a la lesión inicial pero de menor tamaño.


Generalmente esta patología cutánea desaparece espontáneamente en término de cuatro a ocho semanas en más de dos terceras partes de los casos. En algunos casos los pacientes pueden presentar prurito de leve a moderada intensidad en el 50% de ellos.


Como se mencionó el diagnóstico es fundamentalmente clínico y no requiere de estudios de extensión en la mayoría de los casos. Al considerarla una enfermedad aguda, autolimitada a piel y de carácter benigno lo más importante es la explicación al paciente y sus familiares. Ocurrirá una resolución espontánea en varias semanas o meses .Si se cursa con prurito se pueden sugerir antihistamínicos orales, emolientes y en ocasiones esteroides tópicos de baja potencia con resultados variables.




Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech

DEPILACIÓN LÁSER

¿QUE ES LA DEPILACION LASER?

La depilación con láser de diodo es un procedimiento que en los últimos años ha tenido mucho auge entre la población femenina, pero cada vez más lo realizan los hombres. El láser más utilizado actualmente es el láser de diodo, este se caracteriza por que tiene una longitud de onda de 800nm, es decir que tiene una longitud de onda más larga que el láser de Alexandrita, lo que nos permite que tenga más profundidad y tener un perfil de seguridad más alto en pieles oscuras. Hay muchas preguntas o dudas que tienen los pacientes acerca de la depilación láser, aquí les dejamos algunas de las más frecuentes:


¿En que tipo de pieles y que clase de vello se puede utilizar el laser?

Se puede utilizar en todo tipo de pieles, pero es importante aclarar que el láser funciona solo en vello que tiene pigmento, no funcionaria en vellos rubios, canosos o rojizos. En personas con fototipos de piel claro deben tener el vello mediano o grueso, pero siempre con pigmento.


¿En que partes del cuerpo puedo hacer depilación laser?

Por otra parte, en su presentación clínica pueden ser únicos o múltiples, además en ocasiones pueden estar asociados algunos síndromes que comprometen la piel como por ejemplo el síndrome de Gardner. La probabilidad de malignidad de este tipo de lesiones es nula y en ocasiones pueden calcificarse.


¿Cuantas sesiones son necesarias para eliminar el vello y cada cuanto se realizan?

El láser de diodo, realiza una depilación semipermanente, ya que solo el láser actúa sobre los vellos que están en fase de crecimiento, generalmente se realizan 8 sesiones cada mes, pero a veces los intervalos entre las sesiones se pueden espaciar un poco más tiempo, debido a que el crecimiento se enlentece y siempre necesitamos que estén los vellos visibles, también el intervalo entre las sesiones depende de la cantidad, la densidad del vello y de condiciones de cada paciente.


En algunas personas debido a factores genéticos y hormonales necesitan sesiones de retoque 1 a 2 veces por año para eliminar los vellos que no logramos eliminar con las primeras sesiones. Es posible que en zonas como el rostro se necesiten más sesiones al ser un vello más delgado.


Conforme avanza el número de sesiones el vello se notará más delgado y el tiempo de crecimiento se hace más lento. Ningún tratamiento de depilación es 100% permanente.


¿Como es el procedimiento?

Es indispensable el uso de protección ocular. Generalmente es un procedimiento bien tolerado, pero según el umbral del dolor de cada paciente a veces se puede aplicar anestesia tópica previa a la sesión. Durante la sesión se aplica gel para depilación y se pasa el láser, lo que sentirá el paciente será un poco de molestia, pinchazo o calor, que esta contrarrestado con el sistema de enfriamiento del cabezal del láser.


¿En que personas esta recomendada la depilacion laser?

· Finalidad estética, es decir que no deseen tener vellos en determinada área corporal, tanto hombre como mujeres.
· Paciente con foliculitis o pseudofoliculitis principalmente en piernas , es decir personas que presentan irritación después del afeitado o personas que “se les encarnan los vellos”.
· Pacientes alérgicas a métodos como la cera o la crema.
Población masculina con foliculitis del área de la barba.


Algunas recomendaciones para realizar laser de depilacion

· No se debe realizar en pieles bronceadas por exposición solar o cámaras de bronceo. · No exposición solar después de las sesiones · No se deben utilizar método que arranquen el folículo piloso como cera o pinza de depilar como mínimo un mes previo a la primera sesión, ni durante el tratamiento. · No realizar métodos abrasivos por ejemplo peelings, en las semanas previas a la sesión de depilación. · Tener la piel sana, sin ningún tipo de herida. · La depilación con láser debe ser un procedimiento que debe ser realizado por manos expertas para evitar inconvenientes como quemaduras o cicatrices. · Siempre es indispensable realizar una consulta previa para valorar el tipo de piel, el tipo de vello y antecedentes personales importantes, para indicar el procedimiento.

Informacion curiosa

¿Sabías que en promedio las mujeres se depilan más de 7000 veces en toda su vida? y que los hombres gastan cerca de 3000 horas de su vida en afeitarse la barba?? El tiempo es muy valioso, por eso la depilación láser es una inversión a largo plazo que te permitirá lucir una piel más suave, sin vellos y sin los inconvenientes de quemaduras o irritación ocasionados por algunos métodos de depilación.




Dra. Leidy Patricia Zuñiga Correa
Médica Dermatóloga
RyZ Dermatech

QUISTE EPIDÉRMICO

¿QUE SON LOS QUISTES EPIDERMICOS?

El quiste epidérmico, también descripto en la literatura médica como quiste infundibular o epidermoide, son quistes queratinosos (conformados por queratina material de la cual la piel está conformada). Estas lesiones nodulares por lo general son superficiales, asintomáticas, móviles, duro-elásticos y en ocasiones pueden llegar a doler sí presentan inflamación o infección, en la mayoría de las ocasiones generado por automanipulación; cuando se rompen se puede salir el contenido de estos el cual tiene un olor característico fétido.

Es considerado el tumor benigno más frecuente junto al quiste triquilemal con una presentación del 80-90% de todos los quistes. Su edad de mayor presentación es la adolescencia y es raro de verlo en niños, afecta ambos géneros en igual proporción y se cree que su origen es el folículo piloso. Las áreas seborreicas como cara, cuello y tórax, son las más afectadas y en mucho menor proporción las extremidades.
Por otra parte, en su presentación clínica pueden ser únicos o múltiples, además en ocasiones pueden estar asociados algunos síndromes que comprometen la piel como por ejemplo el síndrome de Gardner. La probabilidad de malignidad de este tipo de lesiones es nula y en ocasiones pueden calcificarse.

El diagnostico por lo general se realiza mediante la presentación clínica, pero también se pueden utilizar algunos métodos diagnostico como la ecografía de tejidos blandos para confirmar el diagnóstico además para conocer su extensión hacia la profundidad y estimación del tamaño.

En cuanto al tratamiento, la elección es la resección quirúrgica la cual dependerá del tamaño de la lesión, la localización y la finalidad estética que en muchas ocasiones también representa un desafío para el médico tratante.




Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech

Pediculosis

Las verrugas vulgares, también conocidas como mezquinos son lesiones cutáneas causadas por el virus del papiloma humano (VPH); los papilomavirus humanos se encuentran extendidos en la naturaleza, asociados generalmente a lesiones benignas.

El contagio con este tipo de virus depende de varios factores entre los que tenemos:

• Localización de las lesiones.
• Cantidad de virus presentes en las lesiones.
• Grado y naturaleza del contacto.
• Estado inmunológico general y específico del individuo para él VPH.

El reservorio de los VPH son las personas con infección clínica o subclínica, así como el medioambiente dado que este virus puede sobrevivir en superficies inertes. Es imposible evitar el contacto este tipo de virus. Por otra parte el virus tiene como blanco a las células de la capa basal de la piel, a las que puede llegar por ruptura de la misma. No se conoce si este virus tiene la capacidad de penetrar la piel intacta sin traumatismo previo.


Manifestaciones clinicas

Las verrugas se clasifican según la localización o la morfología clínica, y pueden dividirse en cutáneas y extra-cutáneas (mucosas), de las cuales no haremos hincapié en el presente blog.


Verrugas cutaneas


Verrugas Vulgares

Verrugas Vulgares: Son pápulas hiperqueratosicas, escamosas y ásperas al tacto, se localizan en cualquier superficie cutánea, pero lo hacen con más frecuencia en manos (dorso y dedos). Pueden ser únicas o agrupadas en placas. Se presentan mayormente en niños y adultos jóvenes.



Verrugas Planas

Verrugas Planas: se observan como pápulas ligeramente elevadas de 2-4 mm de diámetro, cubiertas por una fina escama de color rosado o color piel normal. Se localizan con más frecuencia en cara, manos y parte inferior de piernas, son comunes en niños y adolescentes.



Verrugas Filiformes

Verrugas Filiformes: estas lesiones aparecen en cara, cuello, axilas y otros pliegues; a veces pueden presentarse como verdaderos cuernos cutáneos, es importante resaltar que son diferentes de los fibromas blandos que son tumores benignos y no tienen vinculación con este tipo de virus.



Verrugas Palmares y Plantares

Verrugas Palmares y Plantares: son lesiones endofíticas, gruesas e hiperqueratosicas, generalmente dolorosas a la presión. Los puntos negros que se observan en la superficie de estas lesiones son los capilares trombosados. También son conocidos como ojos de pescado.



Verrugas en Mosaico

Verrugas en Mosaico: son el resultado de la coalescencia de verrugas plantares o palmares grandes generalmente son refractarias a los tratamientos.



Verrugas Ano-genitales

Verrugas Anogenitales: conocidas también como condilomas acuminados, consisten en pápulas localizadas en periné, genitales, pliegues inguinales y ano. Presentan tamaño variable y en ocasiones pueden forman masas exofíticas grandes, similares a un coliflor. A nivel del cuerpo del pene, en ocasiones aparecen como verrugas sésiles aisladas. Uno de los riesgos de este tipo de verrugas es que pueden extenderse internamente hacia la vagina, uretra y recto.


El diagnóstico de este tipo de patología cutánea se basa en la presentación clínica, localización anatómica e histología cuando existen dudas diagnostica. En la mayoría de los casos no es necesaria la identificación del genotipo viral, pues en general corresponde a tipos de bajo riesgo. Cuando la localización es genital y perianal se debe hacer examen ginecológico y proctológico, para descartar compromiso interno por este tipo de virus.

Respecto a la elección del tratamiento dependerá de la localización, tamaño, cantidad de lesiones y el tipo de verrugas, así como de la edad y la cooperación del paciente, sumados a la experiencia del médico.

Los niños que presentan verrugas pueden no requerir tratamiento. Las dos terceras partes de las lesiones pueden remitir en el término de dos años; pero se recomienda que el paciente sea tratado dado a la posibilidad de autoinfección y aumento en el número de lesiones.

La existencia de numerosas modalidades terapéuticas refleja que ninguna es totalmente efectiva el cien por ciento, la mayoría de los tratamientos apuntan a la destrucción de las verrugas. Es así que antes de elegir un tratamiento debe considerarse el dolor, las molestias y el riesgo de formación de cicatrices. En pacientes con verrugas anogenitales deben examinarse las parejas sexuales y si hay lesiones deben tratarse.

Los tratamientos pueden ser realizados por el médico dermatólogo en su consultorio y otros realizados por el paciente en su domicilio de acuerdo a la manifestación de las lesiones dermatológicas.




Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech