Dermatosis Cenicienta

La dermatosis cenicienta o también conocida como eritema discromico pertans es una hipermelanosis (aumento de las células que dan el pigmento a la piel) idiopática, adquirida, generalizada, constituida por manchas azul grisáceas de aspecto ceniso que aparece en individuos sanos.

La etiología de la DC es desconocida hasta el momento; aunque se han propuesto una variedad de factores predisponentes como: Ingestión de nitritos de amonio, parasitosis intestinales causadas por nematodos, medios de contraste para rayos X, alergia al cobalto exposición al clorotanolil , y factores ambientales debido a la distribución geográfica principalmente américa latina y Asia. La DC puede ser vista como un estadio temprano de reacción inflamatoria a un agente ambiental (químico, ingerido o de contacto), seguido por una hiperpigmentación persistente.

La DC es más común en América Latina y Asia, aunque se han descrito casos en diferentes partes del mundo. Afecta principalmente individuos de piel oscura de ambos géneros, con preferencia por las mujeres, observándose desde niños de un año hasta adultos de 80 años, con predominio por la segunda década de la vida.

Las manifestaciones clínicas La DC se presenta como una enfermedad asintomática, de importancia cosmética principalmente, de larga evolución, que afecta comúnmente el tórax, dorso, brazos, cuello y cara, sin preferencia por áreas expuestas al sol . Las lesiones respetan las palmas, plantas, uñas, mucosas y cuero cabelludo. Por otra parte, se caracteriza por manchas azul grisáceas, que varían en tamaño y en su etapa activa pueden presentar contornos eritematosos.

La DC es un padecimiento de causa desconocida y aún sin tratamiento efectivo. Las opciones terapéuticas son muchas, pero pocas han resultado ser efectivas, se han utilizado cremas con esteroides, inmunosupresores, cremas despigmentantes , protectores solares, Peelings químicos , queratolíticos entre otros sin una buena respuesta. A pesar de no ser fácil su manejo siempre es recomendable la valoración por un dermatólogo para establecer el diagnostico, asesorar al paciente y aún más evitar de que este se exponga a tratamientos que en vez de mejorar su condición medica la puedan empeorar.



Dr. Cristian Rocha
Médica Dermatólogo
RyZ Dermatech

Cuidado de la Piel

Tener una piel de porcelana es el sueño de todos, en especial de las mujeres. Una piel sana no se obtiene como por arte de magia. Todo se logra con la perseverancia y la dedicación de algunos hábitos en la rutina de cuidados de la piel. A continuación te compartimos algunos consejos de los productos que debes incluir en tu día a día para poder tener una piel saludable; recuerda que lo ideal es que siempre un especialista te valore y te indique los productos adecuados:


LIMPIEZA

La limpieza del rostro antes de aplicar todos los productos es fundamental debe ser en las mañanas y en las noches. Puede realizarse con productos como: aguas micelares, leches de limpieza. Además se puede complementar con jabones, geles o espumas de limpieza adecuado para cada tipo de piel.


HIDRATACION Y ANTIOXIDANTES

La hidratación de la piel es fundamental y se debe hacer con los productos adecuados como sueros o geles para pieles mixtas o grasas, en crema para pieles secas y para las pieles sensibles emulsiones para pieles intolerantes. Todas los tipos de piel sin excepción deben recibir un aporte de hidratación. Además es importante aplicar en nuestra rutina de cuidado de piel cremas con antioxidantes como la vitamina C, vitamina E,  resveratrol entre otros, que ayudan a combatir los radicales libres que causan daños celular y el envejecimiento de la piel.


PROTECCION SOLAR

Es indispensable el uso de protector solar pasa el cuidado de la piel. El sol en dosis moderadas es de gran beneficio para nuestro cuerpo ya que ayuda en la síntesis de vitamina D, pero cuando hay una exposición excesiva conlleva a quemaduras solares, alergias, fotoenvejecimiento de la piel, aparición de manchas y posibles cánceres de piel en un futuro. Utilizar un protector solar de forma adecuada (aplicación cada 4 horas) evita efectos nocivos en nuestra piel a largo plazo.

Los protectores solares contienen filtros solares físicos y químicos que nos protegen contra los rayos ultravioleta. Al igual que otros productos dermatológicos los protectores solares tiene diferentes texturas y características que se adecuan a cada tipo de piel. Los protectores solares fluidos están diseñados para pieles seborreicas o con acné, los que son en crema o antiedad para pieles maduras, pediátricos, o protectores solares que tienen color que dan un acabado mate a la piel y unifican el tono. Elegir un buen protector solar nos puede prevenir a futuro la aparición de manchas solares , fotodaño y cáncer de piel.


RETINOIDES

Los retinoides son moléculas derivadas de la vitamina A, que al ser aplicadas en la piel en horas de la noche, mejoran la textura, luminosidad de la piel al estimular la renovación de colágeno, elastina y promover la microexfoliación de las primeras capas de la piel. Es un producto antiedad por excelencia que no debe faltar en los cuidados de la piel. Este médicamente debe ser indicado por el dermatólogo quien indicará su forma de uso, la concentración y el tipo de retinoide.

Cuidar de nuestra piel desde temprana edad es nuestra responsabilidad, por lo tanto el envejecimiento de ella es el resultado del cuidado que tengamos.


Nunca es tarde comienza desde ya!!!



Dra. Leidy Patricia Zúñiga Correa
Médica Dermatóloga
RyZ Dermatech

Dermatitis de Contacto

La dermatitis de contacto es la enfermedad ocupacional de la piel más frecuente siendo esta entre el 70-90% . Se caracteriza por ser una condición inflamatoria de la piel inducida por la exposición a un irritante o alérgeno externo. Esta condición dermatológica puede tener un impacto perjudicial en lo personal, las relaciones sociales y la calidad de vida, e incluso amenazar el empleo.


TIPOS DE DERMATITIS DE CONTACTO

La Dermatitis de contacto irritativa  se presenta como una respuesta no inmunológica que se produce como consecuencia del contacto directo de la piel con agentes químicos o físicos. Los principales causantes más comunes son: jabones, detergentes, el agua, disolventes, aceites de corte y los ingredientes de los alimentos. La localización más común afectada son las manos y la cara.
La Dermatitis alérgica  de contacto comprende alrededor del 20% de las dermatitis de contacto. Se presenta por una reacción retardada de hipersensibilidad a un alérgeno externo, se produce en individuos previamente sensibilizados. La reexposición al alérgeno provoca la respuesta inmunológica en la piel causando inflamación cutánea, por lo general dentro de las 48 horas.


QUIENES SUFREN DE DERMATITIS DE CONTACTO?

La creciente incidencia de esta patología cutánea por diversos alérgenos se atribuye a los cambios del estilo de vida y el aumento de los productos de consumo; como consecuencia de que algunos productos químicos son reconocidos como el alérgeno de contacto, muchas veces se suspenden pero pueden ser sustituidos por otros productos, que a su vez podrían inducir alergia de contacto, por lo que constantemente los alérgenos potenciales evolucionan permitiendo la persistencia de la enfermedad.


COMO SE DIAGNOSTICA LA DERMATITIS DE CONTACTO?

La historia clínica del paciente ayuda para establecer posibles alérgenos e irritantes. Se debe interrogar acerca del prurito(comezón), la evolución de la enfermedad, la relación con la exposición al sol, la respuesta al tratamiento y la historia personal o familiar de atopia (alergias como asma, rinitis, dermatitis atópica). Se debe dirigir el interrogatorio específicamente sobre el uso de tintura para el cabello, cosméticos, joyería, productos para el cuidado de la piel y medicamentos orales o tópicos, incluidos los tratamientos complementarios (como por ejemplo suplementos nutricionales).

Las causas ocupacionales se sospechan cuando los síntomas mejoran cuando el paciente está en vacaciones. Hacer preguntas específicas acerca del lugar de trabajo, como la disponibilidad de protección personal, equipamiento (selección adecuada de guantes). También se deben interrogar los hobbies asociados a la Dermatitis de contacto como la jardinería, la carpintería, bisutería, fotografía, natación y la pintura.

Las manifestaciones clínicas dependerá del momento en que se realice el diagnostico; en la fase aguda se puede presentar prurito, eritema, sequedad y descamación, pero pueden desarrollarse vesículas y ampollas. En la fase crónica de la enfermedad pude producirse engrosamiento de la piel por el rascado( liquenificación) y fisuras.

Es importante también la localización de la dermatitis de contacto como son: manos, cara, párpados, cuello, cuero cabelludo, axilas, miembros inferiores, pies y la zona anogenital.


CUANDO SE REALIZAN ESTUDIOS ADICIONALES?

La prueba del parche es uno de los estudios que se pueden emplear en pacientes en los que se sospeche una dermatitis de contacto alérgica que no responde a los tratamientos y debe ser considerada para:

Los posibles casos de Dermatitis de contacto alérgica, en la que el diagnóstico no es clínicamente evidente. Esto puede incluir la Dermatitis de contacto de aparición súbita, sobre todo si en un adulto no hay antecedentes de atopia.

Dermatitis con una distribución inusual, incluyendo la que toma una forma muy localizada (como la cara y el cuello, párpados, manos y pies).

Dermatitis relacionada con la exposición ocupacional.

Otros tipos de dermatitis crónica que no mejoran con el tratamiento y que pueden estar provocadas por alérgenos de contacto insospechados.

A pacientes asintomáticos no se les hace la prueba del parche a menos que hayan estado expuestos a alérgenos de importancia en el pasado. Por ejemplo, las derivaciones para la prueba de parche para metales son comunes en atención secundaria antes de la cirugía de reemplazo de articulaciones, para evitar cualquier problema con los implantes de prótesis metálicas. Las pruebas de parche no son realizadas rutinariamente para investigar de alergias a los alimentos.


COMO ES EL MANEJO DE LA DERMATITIS DE CONTACTO?

El manejo definitivo de la dermatitis de contacto consiste en la identificación y la evitación de la causa subyacente. Se debe aconsejar a los pacientes que eviten la exposición a los alérgenos e irritantes en el hogar y en el trabajo. Es importante el empleo de equipos de protección personal como: guantes y máscaras que pueden minimizar las exposiciones futuras al alérgeno de contacto.

En algunos casos, la dermatitis puede conducir a una redistribución o pérdida ocupacional. Se debe animar a los pacientes a explicar su diagnóstico a su empleador y buscar el asesoramiento del departamento de salud en su lugar de trabajo.

Es fundamental el uso de emolientes regulares para mejorar la función de barrera de la piel. Los emolientes ricos en lípidos pueden acelerar la curación después de un daño cutáneo experimental lo que favorece su elección, en particular para uso nocturno. También para minimizar la irritación se aconseja el uso de sustitutos del jabón (Syndet).

Por otra parte el empleo de corticoides e inmunomoduladores tópicos son útiles en el manejo agudo y crónico de los pacientes con dermatitis de contacto, estos fármacos deben ser prescriptos por un dermatólogo con su explicación del modo de empleo y el tiempo correspondiente de uso. En ocasiones por la severidad de la enfermedad se tienen que emplear tratamientos sistémicos el cual debe estar bajo la atención de un dermatólogo. Es posible que los corticosteroides sistémicos puedan ser requeridos por períodos cortos durante la fase aguda. Los pacientes con dermatitis de contacto crónica de difícil manejo pueden requerir de tratamientos secundarios con PUVA, fototerapia con UVB de bando angosta, o inmunomoduladores sistémicos (metotrexato, ciclosporina, azatioprina). Aunque los inmunomoduladores sistémicos se usan para tratar enfermedades crónicas de la piel, cada uno tiene sus propios efectos adversos asociados y que deben ser tenidos en cuenta antes de su indicación médica.


Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech

Dermatitis Seborréica - Caspa

La dermatitis seborreica o caspa como se le conoce comúnmente es una enfermedad que afecta zonas del cuerpo donde hay un alto número de glándulas sebáceas como cuero cabelludo, pabellones auriculares, entrecejo, surcos nasogenianos,  pecho y espalda. Es una enfermedad común que aunque no compromete la vida, genera en las personas que la padecen malestar por el prurito (picazón) , incomodidad de tener la ropa oscura con descamación , o molestias estéticas cuando se presenta en la cara. No es una enfermedad contagiosa y no es signo de malos hábitos de aseo.
Una de las causas de la dermatitis seborreica es el crecimiento del hongo del género Malassezia en zonas con gran número de glándulas sebáceas y la secreción oleosa producida por ellas. Aunque esté hongo hace parte de la flora de gérmenes habituales de la piel, puede ser encontrado en personas sanas y la gravedad de los síntomas se relaciona con la respuesta del sistema inmunológico de cada individuo.

La dermatitis seborreica es una enfermedad crónica que tiene periodos de brotes y periodos con mejoría de los síntomas y esto persiste durante décadas. Los brotes están influenciados por factores ambientales como el clima frío y seco, factores emocionales o de estrés.

Las lesiones de dermatitis seborreica son placas rojizas cubiertas con una escama grasosa que se puede desprender como una fina descamación, se acompaña de sensación de picazón generando disconfort. Estas lesiones afectan cuero cabelludo, cejas, surcos de la nariz, barba, conducto auditivo externo, región torácica, alrededor de los ojos y base de pestañas favoreciendo la aparición  de orzuelos.

El diagnóstico de la dermatitis seborreica es clínico, no es necesario hacer exámenes adicionales. Cuando no se presenta la mejoría esperada con el tratamiento es importante tener en cuenta otras enfermedades como psoriasis.

Entre los tratamientos disponibles contamos con champús con agente anti fúngicos (importante dejar actuar 5 minutos como mínimo), lociones o cremas con corticoide y queratolíticos, y en casos severos se utilizan medicamentos por vía oral.

No existe una cura definitiva para  la dermatitis seborreica, por lo cual los tratamientos van enfocados a mejorar los síntomas que ocasionan malestar en el paciente, mantener controlada la enfermedad y evitar brotes a repetición.


Dra. Leidy Patricia Zuñiga Correa
Médica Dermatóloga
RyZ Dermatech

Vitiligo

El vitíligo es una enfermedad poligénica, multifactorial adquirida crónica, la cual se caracterizada por manchas blancas en la piel resultante de la destrucción selectiva de los melanocitos (células que le dan el pigmento a la piel.) Esta enfermedad cutánea puede estar asociada a otras enfermedades autoinmunes, alteraciones auditivas y oftalmológicas , y ser parte de síndromes de poliendocrinopatía.
Por otra parte, existen distintas hipótesis etiológicas, las que abarcan factores genéticos, inmunológicos, neurohormonales, citotóxicos y bioquímicos (ej: el estrés oxidativo) y algunas teorías de melanocitorragia y disminución de la supervivencia de los melanocitos. Es importante saber que esta enfermedad es de distribución mundial entre el 0,5 al 2% de la población con afectación de todas las razas y en igual proporción entre ambos géneros. Se puede presentar en cualquier edad siendo su mayor incidencia entre los 10 y los 30 años.

En los últimos consensos internacionales el vitíligo puede ser clasificado en dos formas mayores:

Vitiligo no segmentario: Es la forma de presentación más común que se caracteriza por máculas (manchas) y parches blancos, simétricos, que generalmente aumentan progresivamente de tamaño.

Vitíligo segmentario: Se caracteriza por su distribución unilateral (asimétrica), que afecta parcial o totalmente un segmento cutáneo (dermatoma).


El diagnóstico del vitíligo es básicamente clínico, complementado en ocasiones con el examen con luz de Wood (luz ultravioleta) y sólo en algunas situaciones que plantean dificultades diagnósticas se recurre al estudio histopatológico.

El objetivo principal del tratamiento es estabilizar el proceso de despigmentación logrando la recuperación del pigmento en las lesiones, teniendo en cuenta que entre más tiempo pasa sin tratarse esta patología menos respuesta se obtendrá en el paciente que la padece. Por otra parte, el resultado es también la búsqueda de que sea cosméticamente aceptable; en promedio un 30% de pacientes no responden a ningún tratamiento. Los tratamientos pueden ser desde el uso de cremas para detener la despigmentación, fototerapia y en algunos casos seleccionados algunas terapias sistémicas que buscan detener la destrucción de los melanocitos, pero cada paciente que padece esta enfermedad es diferente y los tratamientos son personalizados que dependerá del tipo de vitíligo, el grado de extensión y la actividad de la enfermedad.


Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech

Acné

El acné vulgar es una de las afecciones cutáneas más frecuentes en el mundo entero. Afecta principalmente adolescentes y genera un gran impacto psicosocial, no solo para el paciente, que se encuentra atravesando una etapa muy sensible de su vida, sino que además involucra al grupo familiar en su esfera afectiva y económica. Por otra parte estadísticas muy relevantes han demostrado que el acné afecta, a un 80-85% de las personas entre los 12 y 25 años de edad. Si bien es una enfermedad que se presenta en un grupo etáreo bien determinado, se puede observar que en un 12 % de las mujeres y en un 3% de los hombres, pero también hay casos en el que el acné puede continuar hasta la edad adulta.
El continuo avance en la patogenia del acné y el desarrollo permanente de nuevos fármacos, han cambiado el enfoque clínico de esta patología cutánea, lo que ha permitido emplear terapéuticas que han modificado el pronóstico y la duración de esta enfermedad.

La rosácea es una enfermedad inflamatoria que se desencadena por una alteración de la respuesta inmune innata y se caracteriza por presentar hiperreactividad e hipersensibilidad de la piel frente a diversos estímulos como: calor, frío , viento, cambios bruscos de temperatura, exposición solar, ambientes cerrados con calefacción o vapor (saunas, turcos, estufas, hornos),bebidas calientes, comidas muy condimentadas o con muchas especias, quesos madurados, embutidos, bebidas alcohólicas (vinos tintos), uso prolongado de corticoides tópicos, uso de productos cosméticos que contengan alcohol o acetona, formaldehido, mentol, alcanfor, disbalances hormonales, agentes microbianos como el Demodex folliculorum, el Pitirosporum ovale, el Helicobacter pylori sin una asociación contundente, además de estados emocionales de estrés y ansiedad.

Para ofrecer un tratamiento adecuado es necesario valorar el estado de la piel e identificar los síntomas que presenta el paciente y así escoger los tratamientos tópicos y sistémicos que van enfocados a tratar las diferentes causas:

- disminuir la producción de sebo.
- aumentar el recambio de la piel y de células superficiales que provocan tapones hiperqueratósicos.
- disminuir la infección bacteriana.
- reducir el proceso inflamatorio para evitar manchas.


Los tratamientos incluyen medicamentos tópicos como cremas con distintos principios activos como antibióticos, retinoides, bacteriostáticos y medicaciones sistémicas como antibióticos, anticonceptivos orales e isotretinoina. La indicación de que medicamento se utilizará en el paciente varía de acuerdo a la severidad del acné.

Algunos de los medicamentos cómo las cremas pueden generar irritación en la piel los primeros días de uso, esto no es motivo de suspender, por tanto se deben seguir las indicaciones del dermatólogo en cuanto a cómo utilizarlas y tener el mejor resultado.

Los medicamentos cómo la isotretinoina debe ser indicado y monitoreado periódicamente con exámenes de laboratorios y es importante en la mujer en edad reproductiva tener doble método de planificación.

Hay algunas medidas generales que deben tener en cuenta las personas con tendencia al acné:

¿Qué factores aumentan el riesgo de padecer rosácea? ¿tiene relación con la genética o son solo externos- Utilizar limpiadores y cremas hidratantes especiales para piel grasa o seborréica.?
No manipular las lesiones inflamadas, empeorará el cuadro, dejará manchas y cicatrices en la piel.

En caso de utilizar maquillaje debe ser indicado por el dermatólogo, productos no comedogénicos u oil-free que no obstruyan los poros.

Lavar el cabello con más regularidad, ya que muchas veces se ocultan las lesiones colocando el pelo en el rostro agravando el acné.

No automedicarse, ni usar productos de venta libre, que pueden empeorar el cuadro de acné y gastar más dinero.
Tener en cuenta que los resultados de los tratamientos son progresivos; además ningún tratamiento asegura que no puedan volver a aparecer lesiones de acné por lo cual se sugieren periódicos.


Dra. Leidy Patricia Zuñiga Correa
Médica Dermatóloga
RyZ Dermatech