PRIURITO CRONICO


El prurito (coloquialmente llamado picazón) es un síntoma frecuente en la consulta dermatológica, no es como tal una enfermedad, pero puede ser la manifestación de una enfermedad cutánea o sistémica. Tiene un gran impacto en la calidad de vida afectando muchas veces el sueño, actividades diarias, estado emocional y del humor, ocasionando ansiedad o depresión, exacerbando aún más el prurito. Incluso en un estudio reciente se comparó que el prurito era tan debilitante como un dolor crónico.

El prurito es definido como una sensación no placentera de la piel que lleva a un deseo de rascado; es característico de diferentes enfermedades de la piel como dermatitis atópica, escabiosis, liquen plano, pero también se puede presentar como manifestación de enfermedades no dermatológicas y es en este último caso representa un verdadero desafío para el médico tratante.

Las causas de prurito crónico pueden dividirse en 4 grupos:
• Causas dermatológicas
• Causas sistémicas
• Causas neuropáticas
• Causas psicogénicas

Los mecanismos subyacentes de varios tipos de prurito crónico son complejos, existiendo una producción de mediadores químicos y una alteración en las fibras nerviosas que transportan la información sensitiva de la piel al cerebro produciendo esta desagradable sensación, que induce al rascado convirtiéndose así en un círculo vicioso.

El prurito como es un síntoma no lo podemos apreciar clínicamente, pero si podemos evidenciar en el paciente lesiones secundarias producidas por el rascado tales como escoriaciones, costras, laceraciones, fisuras e incluso sobreinfección de la piel.

Para hacer un correcto diagnóstico y determinar la posible causa del prurito se debe realizar una exhaustiva historia clínica y examen físico. Se debe interrogar de manera detallada aspectos como: tiempo de evolución, localización, tratamientos previos, ingesta habitual de medicamentos, síntomas asociados, factores desencadenantes, entre otros. De acuerdo a esto orientarnos si puede atribuirse a una enfermedad de la piel o tiene una causa sistémica.

El tratamiento del prurito crónico debe orientarse a manejar la causa subyacente en lo posible; si no existiera un diagnóstico definitivo se maneja el síntoma como tal para brindar bienestar al paciente. Existen diversos medicamentos tanto tópicos como sistémicos que ayudan a controlar el prurito, que deben ser indicados por el especialista.

El prurito al tener un gran impacto en la calidad de vida, se debe ofrecer un tratamiento interdisciplinario que incluya el manejo médico y el apoyo psicológico para disminuir el impacto en el desarrollo del paciente.

ALGUNAS RECOMENDACIONES
• Mantener una adecuada hidratación de la piel
•Evitar conductas que ocasionen resequedad en la piel como baños largos con agua caliente o aplicación de sustancias con alcohol
• Evitar contacto con sustancias irritantes como jabones de lavar platos o ropa, perfumes. • Uso de ropa de algodón
• Mantener las uñas cortas y limpias
• Manejar el estrés con psicoterapia, técnicas de relajación, meditación, pasatiempo favorito, entre otros.




Dra. Leidy Patricia Zuñiga
Dermatólogá
RyZ Dermatech

ERITEMA NUDOSO


El eritema nudoso es un proceso inflamatorio agudo que se caracteriza por la aparición de nódulos inflamatorios (bolitas que son más palpables que visibles), de predominio en áreas extensoras de los miembros inferiores. Estas lesiones por lo general tienden a involucionar espontáneamente sin dejar ningún tipo de cicatriz, ulceración o atrofia. En muchos casos sin una causa aparente se pueden manifestar de manera recurrente.

Por otra parte, es importante aclarar que este proceso inflamatorio es a nivel del tejido celular subcutáneo y es considerado una paniculitis.

Esta dermatosis se puede presentar en cualquier momento de la vida, aunque la mayoría de los casos se presentan entre la segunda y cuarta décadas de la vida; con una mayor incidencia entre los 20 y 30 años. El predomino según el género, se ve más frecuente en el femenino y tiene una distribución similar en ambos sexos cuando se presenta antes de la pubertad. La mayoría de los casos comunicados ocurren durante la primera mitad del año, lo cual se ha asociado con una mayor incidencia de infecciones por estreptococos.

La etiopatogenia del eritema nudoso se ha visto asociado con una gran variedad de enfermedades entre las más frecuentes: la causa infecciosa representa 62-77% de los casos, también se ha asociado a interacciones farmacológicas, enfermedades sistémicas (reumatológicas) y procesos malignos (origen oncológico).

El diagnóstico es principalmente clínico y se confirma con un estudio histopatológico sobre todo en casos atípicos como por ejemplo en lesiones extensas, en pacientes sin manifestaciones en miembros inferiores, persistencia de las lesiones por más de ocho semanas o ulceración de las mismas. Además, también le permitirá el medico dermatólogo tener más información sobre el tipo de compromiso a nivel celular y así determinar exámenes complementarios para llegar a la posible causa desencadenante de esta enfermedad. Cabe aclarar que en muchos casos la etiología permanece desconocida entre 16 a 72% de los casos.

El tratamiento de esta patología se resuelve tratando la etiología de base, además se recomienda el reposo en cama; pero siempre es importante la valoración de un médico dermatólogo para poder analizar cada caso de manera independiente y así poder indicar el mejor tratamiento.



Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech

BOTOX™ PREVENTIVO


La aparición de líneas de expresión en el tercio superior, es decir en el entrecejo, frente y ojos (patas de gallo), se acentúan con el paso del tiempo por la contracción continua de los músculos que utilizamos en la expresión facial, tornándose posteriormente en arrugas persistentes o estáticas.

Antes la aplicación de toxina botulínica se hacía en personas mayores de 45 – 60 años, pero en la actualidad hay un nuevo concepto que es el de prevención, con mucho auge entre millennials e influencers, los cuales buscan resultados muy naturales con los procedimientos estéticos.

El Botox™ preventivo consiste en la aplicación de toxina botulínica en dosis un poco más bajas, en zonas del rostro susceptibles de formación de líneas de expresión por la contracción muscular. El objetivo es prevenir la aparición o que la arruga se marque, más que eliminarla por completo, así se logra un rostro fresco, descansado y conservando las expresiones con naturalidad.

Este procedimiento estaría indicado en pacientes jóvenes a partir de los 28 años (puede ser antes), que aún no tienen muy marcadas dichas líneas de expresión y buscan prevenir el paso del tiempo.

Para realizar el procedimiento se debe tener una valoración previa del estado de salud, antecedentes del paciente y que no tenga contraindicaciones para su aplicación. Su aplicación se hace en una sesión y se deben tener en cuenta algunas recomendaciones después de su aplicación:

· No acostarse en las siguiente 4-6 horas de la aplicación.
· No masajear el área intervenida.
· No maquillarse, ni aplicase cremas.
· No hacer ejercicio.

Las sesiones se pueden hacer 1 -2 veces por año, la duración del efecto de la toxina botulínica tiene una duración de 4-6 meses, con la aplicación en forma preventiva la duración es un poco menor, ya que hay una relación directa entre la dosis administrada y la duración del efecto. Al pasar el efecto el músculo retoma nuevamente el movimiento y el proceso de envejecimiento continuara su curso normal, ya que hay personas que piensan que las arrugas aparecerán con mayor intensidad, estos son algunos de los mitos.

Todas las dudas, miedos o mitos se pueden aclarar en la consulta médica, lo importante es tener claro y que el médico dermatólogo explique todo el tratamiento y así tener una aplicación segura.



Dra. Leidy Patricia Zúñiga
Dermatóloga
RyZ Dermatech

LIQUEN PLANO ORAL


El liquen plano (LP) es una patología inflamatoria crónica que puede afectar la piel, las mucosas (oral y genital), los anexos cutáneos como pelo y uñas. El liquen plano es una enfermedad relativamente frecuente, que puede afectar hasta un 1% de la población mundial. No tiene predilección por raza, y se presenta en edades entre 30 -60 años y predomina más en el género femenino; de igual manera hay una baja proporción de casos en la edad pediátrica y en la vejez.

La causa del LP es aún desconocida, sin embargo, se han planteado varias hipótesis, como predisposición genética, factores ambientales, ingesta de medicamentos, factores infecciosos como el virus de la hepatitis, tabaco, materiales odontológicos con amalgamas, prótesis, metales, factores psicológicos, entre otros.

El LP se manifiesta clínicamente con la presencia de pápulas (lesión sobreelevada menor de 5mm), de color rojo o violáceo que pueden agruparse formando lesiones de tamaño más grande (placas), con líneas descamativas en la superficie, y se distribuyen generalmente de forma simétrica áreas de flexión en muñecas, brazos, piernas y tobillos. Generalmente las lesiones presentan mucho prurito (picazón), generando incomodidad, aparición de nuevas lesiones por el traumatismo (fenómeno de koebner) y lesiones agregadas por el rascado que se pueden sobreinfectar. Las lesiones tienden a resolver con el tiempo de forma espontánea o con los tratamientos médicos y dejan manchas residuales.

De igual manera aparte de la piel se pueden encontrar afectadas las mucosas por ejemplo la oral donde se encuentran lesiones blanquecinas reticuladas en la cara interna de las mejillas. Otros lugares afectados pueden ser mucosa genital, las uñas y el pelo , en estos últimos sitios si no se maneja adecuadamente puede conducir a la perdida del pelo o de las uñas.

El diagnóstico del LP se hace de forma clínica por parte del dermatólogo basándose en el interrogatorio y el examen físico; cuando hay dudas en el diagnóstico o la forma de presentación del liquen no es la clásica, se realiza una biopsia de piel, confirmando así el diagnóstico. De igual manera en algunos casos es necesario hacer exámenes de laboratorio complementarios.

Para el tratamiento hay disponibilidad de diferentes medicamentos tópicos o sistémicos, pero estos se indican en función de las lesiones que presente y su extensión.

Se recomienda que antes la presencia de lesiones que sugieran liquen plano:
· Consulte al dermatólogo para que indique el tratamiento adecuado y haga exámenes complementarios en caso de ser necesario o descartar otra enfermedad asociada.
· No automedicarse.
· No rascarse ya que esto aumenta el número de lesiones.



Dra. Leidy Patricia Zúñiga
Dermatóloga
RyZ Dermatech

HERPES GENITAL


La infección genital por Virus del herpes es una infección de transmisión sexual (ITS) generalmente causa por el Virus herpes simple tipo 2 (VHS-2). Es importante saber que existen dos tipos de Virus herpes simple: tipo 1 (VHS-1) que afecta habitualmente labios, nariz y zonas próximas (Herpes labial), pero en ocasiones puede afectar la zona genital y anogenital. Por otra parte, el VHS-2 causa su infección principalmente en la región genital y anogenital (Herpes genital) y es muy raro que ocasione Herpes labial.

Este tipo de ITS se presenta al mantener relaciones sexuales no protegidas por vía vaginal, anal, oral o por contacto genital contiguo, con una persona que tiene la infección activa. El VHS-2 se puede transmitir a partir de lesiones cutáneas como en mucosas (excreción viral sintomática), pero también a través de secreciones en las que está presente este virus, aunque no haya lesiones ni otras manifestaciones clínicas visibles (excreción viral asintomática).

La manifestación clínica en muchos pacientes con VHS-2 no presenta síntomas, o si los manifiestan son muy leves, lo que justifica que puedan desconocer su estado de portadores del virus. Cuando se presentan síntomas, es posible que la adquisición de esta infección ocurriera semanas, meses, o incluso años antes. La manifestación dermatológica es en forma de vesículas (pequeñas ampollitas) en áreas genitales como pene, ano, recto, vulva, vagina o raramente en la boca. El signo clínico más característico es la aparición de dolor tipo ardor asociado a vesículas que se rompen, liberan líquido y pueden cicatrizar formando costras o producir lesiones ulcerativas dolorosas que pueden tardan semanas en cicatrizar. Otros de los síntomas que pueden presentarse son: fisuras en la mucosa genital, secreción con mal olor, ardor al orinar o en las mujeres sangrado entre periodos menstruales.

Se recomienda a los pacientes consultar de manera oportuna cuando se presentan alguno de estos síntomas dado a que es frecuente que si el paciente no es tratado de manera prioritaria después de curar estas lesiones, reaparezcan nuevamente los síntomas y las lesiones dermatológicas a lo que se denomina reactivación o brote. Por otra parte la primera vez que ocurre un brote por VHS-2 algunos pacientes pueden presentar otros síntomas como: fiebre, malestar general e inflamación de ganglios inguinales.

El diagnostico se realiza mediante la clínica y los síntomas de los pacientes, pero en ocasiones se pueden solicitar algunas pruebas de laboratorio que pueden ayudar a la confirmación del diagnóstico.

El tratamiento oportuno debe ser indicado por un médico que conozca del manejo de este tipo de patología. Las recomendaciones para evitar el contacto con esta ITS son mediante el uso del preservativo el cual disminuyen el riesgo de transmitir o de adquirir la infección, pero no lo eliminan completamente; en ocasiones las zonas afectadas pueden encontrarse fuera de la zona protegida por el preservativo. Es importante recordar que no se puede contraer o transmitir una infección genital por herpes abrazando, compartiendo baños o toallas, en piscinas, inodoros o compartiendo utensilios domésticos de uso diario.

Para finalizar es importante que el paciente tenga en conocimiento que es considerado común que los brotes se repitan en muchos casos en especial durante el primer año después de la infección y en más del 80% de los casos pueden ser asintomáticos, aunque el virus permanece en el organismo y se puede transmitir la infección. El número de brotes con los años disminuye, pero la infección puede permanecer en el organismo durante toda la vida.




Dr. Cristian Rocha
Médico Dermatólogo
RyZ Dermatech

MEDICAL HIGHLIGTHING


El medical highlighting es un procedimiento basado en las técnicas de iluminación del rostro utilizada por maquilladores. Este protocolo aparece ante la necesidad de las generaciones actuales que están enfocadas en lo digital y en la demanda de tratamientos preventivos que relacen los rasgos de una forma sutil.

Este procedimiento consiste en la aplicación de ácido hialurónico en zonas claves del rostro:

· Cola de ceja
· Pómulo
· Arco de cupido en el labio
· Mentón.

Este protocolo está indicado en mujeres jóvenes, la llamada generación Millenial (20-40 años) quienes al no tener mucha flacidez en la piel o pérdida de volumen, se benefician de esta técnica que busca resaltar los volúmenes faciales reflejando así la luz en puntos estratégicos, para resaltar los rasgos y obtener un rostro iluminado, armonioso y con total naturalidad.

Es importante tener en cuenta que esta generación no busca resultados exagerados y por el contrario valora todos los cambios sutiles sin que lleguen a ser percibidos por los demás, pero sí que los hagan resaltar en su grupo social de una forma muy discreta.




Dra. Leidy Patricia Zúñiga
Dermatología y Estética
RyZ Dermatech